XV Juegos Literarios Nacionales Universitarios

XV Juegos Literarios Nacionales Universitarios

$ 229.00

En la decimoquinta edición de los Juegos Literarios Nacionales Universitarios, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), a través de su Programa Institucional de Cultura para el Desarrollo, reafirma su compromiso por fomentar las creaciones literarias en sus tres categorías al incluir textos entrañables, provocadores, que representan un acercamiento a la esencia humana.

Título XV Juegos Literarios Nacionales Universitarios
Autor May Caballero, Luis Jorge, Guzmán González, Daniela Guadalupe y Uc Be, Pedro
Tipo Libros

En la decimoquinta edición de los Juegos Literarios Nacionales Universitarios, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), a través de su Programa Institucional de Cultura para el Desarrollo, reafirma su compromiso por fomentar las creaciones literarias en sus tres categorías al incluir textos entrañables, provocadores, que representan un acercamiento a la esencia humana.

De las 191 universidades que respondieron a la convocatoria, y con participantes de al menos 26 estados de la república, en esta edición se premia a tres escritores que recorren en sus líneas tiempos, lugares, y personajes que traspasan los límites de la literatura: «Hay ciudades», que con la unidad y fuerza de su discurso lírico invita a la reflexión a través de una voz poética errante que difumina las líneas entre el día y la noche, entre el tiempo y el lugar; en «Santa Teresa nunca fue fan de Pokémon» nos encontramos con la cultura de los videojuegos, el choque entre la cultura contemporánea y la religión, así como con la superficialidad de las costumbres y de los falsos sacrificios; finalmente tenemos a «X’ Táabay – iik’ in na’», donde se retoma un relato de la cultura maya, que nos recuerda la belleza de las entonaciones y variadas formas de la lengua, y presenta una nueva visión feminista y justiciera de esta historia.

Tres textos que dan pauta para los nuevos caminos y las nuevas reglas dentro nuestra literatura, y que nos recuerdan qué «si la escritura es un juego, la lectura también lo es».

Filey 2021